contador web

ESPAÑA | LOS DATOS DE LA AUTOPSIA Y LA CONFESIÓN COINCIDEN

Ana Julia confiesa que asesinó al pequeño Gabriel "de un mal golpe"

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 13/03/2018

La asesina del niño de ocho años está siendo trasladada en estos momentos a la finca de Rodalquilar para reconstruir el crimen.

Ana
asesinato
Julia
Gabriel
Confesión

Ana Julia, visiblemente emocionada en una de las búsquedas de Gabriel.

Ana Julia Quezada, según fuentes judiciales, ha confesado el asesinato de Gabriel durante el interrogatorio que se le ha realizado durante esta mañana. La ya asesina confesa, durante algo más de dos horas, habría detallado cómo acabó con la vida del pequeño. Los datos que habría dado coinciden con las pistas que daba su cuerpo y que luego la autposia reveló: el niño recibió varios golpes y murió sofocado, con una gran presión en su boca y nariz presionado por las manos de Ana Julia. Discutieron y, acto seguido, le mató tras darle un golpe en la cabeza. Según ella misma, le dio "un mal golpe". La confesión se producía en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería entre sollozos.

Lo mató de "un mal golpe" y lo sofocó con las manos.

Según su propio testimonio, salió momentos después de que el niño se fuera a casa de sus vecinos, como todas las tardes. Ella le pidió que le acompañara a la finca de sus abuelos y él se negó. Por lo tanto, la mujer le propinó un golpe en la cabeza y perdió el conocimiento. Ante el temor de que la descubrieran, lo arrastró hacia la finca y acabó obstruyéndole las vías respiratorias. Ya muerto lo desnudó, tiró la ropa a un contenedor lejano y enterró el cuerpo en una fosa que realizó ella misma. Las prendas ya han sido encontradas.

La abogada de la asesina de Gabriel, Beatriz Gámez, ha confesado que ha ayudado en la labor de la Guardia Civil, que está reconstruyendo el caso. "Ha respondido a todas las preguntas que le han hecho los agentes, está colaborando", declaraba a los periodistas. Añadía que era la primera vez que le habían preguntado en 48 horas que llevaba detenida.

Ana Julia Quezada era detenida el pasado domingo en la localidad almeriense de Vícar, a 60 kilómetros donde Gabriel desapareció y murió en sus manos. Su cuerpo era encontrado sin vida y semidesnudo en el maletero de la asesina, cubierto con una manta y con restos de barro. La autopsia revelaba que murió estrangulado después de recibir un fuerte golpe en la cabeza.

No obstante, todavía quedan muchos interrogantes: ¿Por qué lo mató? ¿Hubo premeditación? ¿Cómo coincidió con el niño?¿Actuó sola o acompañada? Cabe destacar la mala relación que existía entre ambos.

Ayer se llevaron a cabo dos registros: el de la finca de Rodalquilar, propiedad de los padres de Ángel, y el de la vivienda donde Ana vivía junto a Ángel y Gabriel cuando el niño pasaba el fin de semana con su padre.

La asesina confesa está siendo trasladada a la finca donde ocultó al niño 12 días para reconstruir el crimen. Mañana será puesta a disposición judicial, del que se encargará la Instrucción número 5. El juez Rafael Soriano prohibía que se incinerara el cuerpo del niño por si hubiera que tomar más pruebas que se pudieran encontrar en su cuerpo.

APOYO A LA FAMILIA EN ESTOS DIFÍCILES MOMENTOS

Esta mañana se celebraba la misa funeral del pequeño Gabriel en la Catedral de Almería. Tras la emotiva misa, el cuerpo era enterrado en la intimidad. Patricia Ramírez, la madre del niño, decía que su hijo "había ganado porque estaba jugando con cientos de pescaítos y se había alejado de la bruja mala". Además, pedía que todos nos olvidáramos de la asesina, que la Justicia le daría la pena que se merecería. La familia de Gabriel ha estado arropada por más de 5.000 vecinos de Almería y de otros puntos del país, que han querido apoyarlos en estos duros momentos de duelo.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díez, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se personaban en la Catedral de Almería para acompañar a la familia.

AGRADECIMIENTOS

Los padres de Gabriel Cruz agradecían a los medios de comunicación toda la ayuda que les habían dado. "Sois muy grandes. Nos habéis llevado en volandas para encontrar a nuestro hijo", declaraba Ángel. Patricia agradecía a su vez el apoyo de todos aquellos que les han dado ánimos y han participado en las labores de búsqueda de su hijo. La madre, además, tuvo un detalle muy especial con el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a quien entregaba la bufanda azul de su hijo, su preferida, como muestra de agradecimiento por el compromiso que ha tomado todos estos días.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar