contador web

“El Chicle”, en prisión incomunicada y sin fianza

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 01/01/2018

El asesino de la madrileña Diana Quer no ha dicho nada, acogiéndose a su derecho a no declarar.

asesinato
pozo
Diana
Quer
Abuíb
Chicle

El asesino de Diana, que se oculta tras una capucha.

José Enrique Abuín, el asesino confeso de la madrileña Diana Quer el 22 de agosto de 2016, ha decidido no declarar en la mañana del 1 de enero en los juzgados de Ribeira (A Coruña). Por lo tanto, la juez del Juzgado de Instrucción número 3 de los mismos ha decretado prisión incomunicada sin fianza. Hoy era el día tope para que declarara, pues habían expirado las 72 horas de declaración que dicta la ley tras su detención.

El juzgado número uno reabrirá mañana el caso, pues había sido archivado por falta de pruebas más de nueve meses por falta de pruebas. Sin embargo, según el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, este se reabrirá con la confesión de Abuín.

El detenido llegaba poco antes de las nueve de la mañana en un furgón de la Guardia Civil, rodeado de medios de comunicaicón e insultos de unos jóvenes. Detrás de él, varios agentes llevaban cajas con pruebas. A las once y cuarto empezaba su declaración y , veinte minutos después, salía de nuevo en el furgón.

El abogado de Abuín, José Ramón Sierra, ha dicho que su cliente “nunca dijo que estranguló o intentó violar a Diana Quer”. Dice también que "'El Chicle' desveló dónde etsaba el cuerpo para mitigar el dolor de la familia".

La chica se encontraba en un pozo.

“El Chicle” fue el que confesó que había matado a la chica y, poco después, quien llevó a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y a los Guardias Civiles hasta la fábrica abandonada donde ocultaba el cuerpo de la joven. Lo había tirado a un pozo tras maniatarla y estrangularla, pues “no la violó porque no se dejó”.

Tras más de cinco horas de trabajo en el pozo, los miembros de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS), rescataron el cuerpo, bastante reconocible al estar en un medio húmedo. Cuando se llevaron al asesino, se escuchaban gritos como “asesino” y “ojalá te pudras en la cárcel”.

El cadáver fue trasladado durante la mañana de ayer al Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), donde se le haría la autopsia. El cuerpo se encontraba en estado de saponificación (al estar tanto tiempo en agua), y se le va a hacer la técnica de la esqueletización cadavérica para profundizar en las causas de la muerte. De esto se encargará el único forense capacitado para ello, Fernando Serrulla.

Todo se precipitó por su reincidencia.

El día de Nochebuena, José Antonio Abuín intentó, en un primer lugar, robar el móvil de una chica en Boiro, para acabar raptándola. Sin embargo, la chica logró zafarse y, poco después, puso una denuncia. La descripción del hombre coincidía con uno de los principales sospechosos del caso Diana Quer, lo que activó todas las alarmas. Al poco, la pareja era detenida.

TAMBIÉN EN:
500 días en búsqueda de Diana Quer

Por MIGUEL PÉREZ MONTES

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar