contador web

Montoya: “Intenté agredirla sexualmente, pero no pude. La abandoné inconsciente pero viva”

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 19/12/2018

El asesino confeso de Laura Luelmo confesó que golpeó violentamente la cabeza de la joven con el maletero de su coche.

Columna Cero
Confesión
Laura Luelmo
Bernardo Montoya

El asesino confeso de Laura Luelmo, Bernardo Montoya.

El asesino confeso de Laura Luelmo, Bernardo Montoya, ha roto su silencio a primera hora de esta mañana después de casi 24 horas detenido tras convertirse en el principal sospechoso del asesinato de Laura Luelmo. Espejo Público, de Antena 3, ha hecho públicas las declaraciones del asesino de Luelmo.

Según su testimonio, la zamorana se acercó el miércoles a su casa, enfrente de la suya, para preguntarle por un supermercado cercano. Él le dio una localización falsa y, cuando se alejó para acudir al mismo, Montoya se montó en su coche y se acercó al lugar indicado: un callejón sin salida. "¿Qué haces aquí?", le preguntó ella, extrañada cuando le vio en el lugar. El hombre, de 50 años, se abalanzó sobre ella y la golpeó violentamente contra el maletero de su coche. La maniató y, con la joven inconsciente, la semidesnudó bajándole los pantalones e intentó agredirla sexualmente, pero no pudo. Por lo tanto, abandonó su cuerpo en el lugar donde el lunes lo encontró un vecino, en el camino del paraje Las Mimbreras. "Juro que estaba viva", aseguró. 

El detenido cayó en varias contradicciones a lo largo de la madrugada del miércoles. Estas provocaron que confesara el asesinato de la profesora de Plástica. Sin embargo, ha negado que la tuviera secuestrada durante dos días -la autopsia reveló que murió dos días después de su desaparición-. 

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar