contador web

ESPAÑA | EL PERIÓDICO HA PUBLICADO QUE ES LA MAYOR POBLACIÓN ESPAÑOLA SIN LIBRERÍAS, RAZÓN POR LA QUE HA VOTADO MAYORITARIAMENTE A VOX

El ayuntamiento de El Ejido rechaza un artículo publicado en ‘El País’

Por IÑIGO MAS GREÑO. 09/12/2018

El Ejido cuenta con 9 librerías, 5 Bibliotecas Municipales, un fondo bibliográfico de casi 79.000 ejemplares, con 500 visitas diarias

ayuntamientoelejido
Vox
elpais

El alcalde ejidense, Francisco Góngora (PP), en una imagen de archivo durante la celebración del Día del Libro en el municipio

El ayuntamiento de El Ejido ha respondido de forma contundente a un reportaje publicado por el periódico El País, en el que se da a entender que la inexistencia de librerías en el municipio es una de las causas del analfabetismo existente en el municipio almeriense y del éxito en él de la formación política Vox. El consistorio local ha recordado al diarío nacional que en la localidad hay nueve librerías y cinco bibliotecas municipales, entre otros servicios culturales. A continuación publicamos la respuesta institucional municipal y el polémico artículo. En la imagen de archivo aparece el alcalde ejidense, Francisco Góngora (PP) durante la celebración de un pasado Día del Libro en el municipio.

“Rechazo al artículo de El País. La ignorancia a veces no solo es atrevida sino malintencionada y mentirosa. A @el_pais le puede parecer una ‘rareza’ que aún se lea en papel, más teniendo en cuenta que cerrará este 2018 perdiendo tanto lectores como anunciantes, casi un 20% (puromarketing.com). Una ‘mala noticia’ para la prensa escrita pero en días como hoy resulta difícil acudir al quiosco a gastar 1.5 euros en un ejemplar de este periódico cuando recoge artículos con tanto desatino e intencionalidad. ¿Qué le molesta de El Ejido a ciertos medios? ¿Por qué inventan una realidad basada en el odio y la distancia que les separa de nuestro municipio? Esa es la pregunta más repetida a lo largo del día.

El Ejido cuenta con 5 Bibliotecas Municipales con salas de lectura y servicios de préstamo, un fondo bibliográfico de casi 79.000 ejemplares, con 500 visitas diarias, siendo la Central la única de toda la provincia que en verano no hace jornada intensiva. Y es que, ¡sorpresa!, los jóvenes de El Ejido, hijos y nietos de agricultores y emprendedores, son universitarios que demandan espacios de estudios. Por cierto, los agricultores mejor formados.

@el_pais miente. No hace falta irse a Amazon, basta con buscar en Google para comprobar que hay 9 librerías, además de grandes superficies comerciales y que contamos con empresas de autoedición y publicación de libros, cinco clubes de lectura muy activos, la sede de la UNED y numerosas actividades municipales de fomento a la lectura.

Pero El Ejido es mucho más. Aquí se respira cultura en la calle, primero sobre 800 cajas de tomates punteadas, a mucho orgullo, para recibir a Comediants en el 84, y hoy sobre el escenario en un Festival de Teatro que cumple 42 años de arte y adaptaciones literarias, o una 30 Muestra Aficionada que reúne a 25 grupos con 500 ejidenses de varias generaciones en torno a las representaciones. Se vive y consume cultura en los ‘Encuentros Literarios’ y en la Feria del Libro, entre otros eventos. No se puede insultar a ningún votante y menos aún por ser vecino de El Ejido, incluso aunque a @el_pais no le guste lo que haya votado. Rigurosidad y seriedad. ¡No más insultos a El Ejido!”

Gabinete de Comunicación Ayuntamiento de El Ejido

=======================================================

Reproducción del polémico artículo de El País

=======================================================

“OPINIÓN. El peor de los tiempos

El caldo de cultivo del racismo junto con el temor a perder el nivel económico alcanzado y una incultura ancestral han convertido el mejor de los tiempos de un país en el peor

JULIO LLAMAZARES. 8 DIC 2018

Quizá no tenga que ver, pero es un dato: El Ejido, el municipio almeriense en el que el partido ultraderechista Vox ha obtenido el mayor porcentaje de votos en las últimas elecciones andaluzas, es la mayor población española sin librerías. La última que quedaba cerró en 2015 por falta de rentabilidad, así que los 89.000 ejidenses censados, si quieren leer, tienen que comprar los libros en Amazon o desplazarse a Almería a buscarlos. Que tampoco es ciudad que nade en la abundancia de librerías precisamente.

Que el mar de plástico que se extiende por el poniente almeriense sea el principal granero de votos de la ultraderecha española (falta por ver qué sucederá en otras comunidades autónomas cuando sus electores voten) se relaciona por los analistas con la elevada tasa de inmigración, extranjeros que trabajan en los invernaderos en lugar de venir a veranear a la costa como hacen otros, y sin duda tendrá que ver, pero uno prefiere buscar la raíz en la historia y en las circunstancias sociales y culturales de una provincia que pasó en medio siglo de ser de las más pobres del país a una de las más ricas sin que paralelamente ocurriera igual en el nivel cultural de su población. Que el analfabetismo ya no esté tan extendido como estuvo no basta para considerar que aquel haya subido, al contrario: se nota más su precariedad a la luz del desarrollo económico.

Lo que iba a ocurrir se advertía ya en una película de Felipe Vega rodada en los invernaderos de El Ejido en 1989, casi una premonición visitada hoy. En El mejor de los tiempos, película protagonizada por Iciar Bollain y Jorge de Juan, Felipe Vega retrataba, además de la maravillosa luz (que acaba de volver a retratar en su última película, Azul Siquier, sobre la obra del fotógrafo almeriense Carlos Pérez Siquier), las circunstancias socioeconómicas en las que se estaba produciendo el llamado milagro de Almería: las condiciones de trabajo en los invernaderos, la llegada masiva de emigrantes magrebíes, la utilización de productos químicos peligrosos, la repentina riqueza de unos agricultores que, como los pobres de Kombach, habían pasado de la miseria al esplendor económico sin tiempo para adaptarse culturalmente a esa situación…

Lo que ha venido después, como la llegada de nuevos inmigrantes europeos y africanos o la propagación sin freno de unos invernaderos que hoy cubren ya la región como un nuevo mar, lo han descrito otras películas que, como la de Felipe Vega, dejaron a un lado el tradicional wéstern almeriense para poner el ojo de la cámara en una sociedad cada vez más conflictiva y sujeta a vaivenes y terremotos de todo tipo de la que apenas hablaban los medios de comunicación nacionales, excepto cuando desbordaba la normalidad. El caldo de cultivo del racismo, la xenofobia y el miedo al diferente, junto con el temor a perder el nivel económico alcanzado (no pidas a quien pidió ni sirvas a quien sirvió, decía siempre mi madre) y una incultura ancestral que los coches de alta gama y los relojes de oro macizo no borran, han convertido el mejor de los tiempos de un país en el peor, por lo menos en lo que a calidad humana se refiere. Que ni una sola librería quede en todo un municipio de casi cien mil personas no es para mí un dato superfluo. Al revés, es la confirmación de que lo que está sucediendo en Europa desde hace tiempo tiene raíces culturales más que políticas o económicas.”




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar