ESPAÑA | EL CICLISTA FUE INTERCEPTADO POR LA GUARDIA CIVIL EN MONFORTE DE LEMOS (LUGO)

Detienen a un ciclista por superar la tasa de alcohol permitida, sin casco y hablando por el móvil

La sanción económica propuesta por esta conducta es de 1.000 euros, además de otros 200 euros por utilizar el teléfono móvil de forma manual durante la conducción de la bicicleta

  • El ciclista monfortino fue sorprendido por la Guardia Civil sin casco y hablando por teléfono móvil
    El ciclista monfortino fue sorprendido por la Guardia Civil sin casco y hablando por teléfono móvil
  • El ciclista se enfrenta a una durísima sanción económica por guiar una bicicleta en estado ebrio
    El ciclista se enfrenta a una durísima sanción económica por guiar una bicicleta en estado ebrio

La Guardia Civil detectó a un ciclista en Monforte de Lemos que conducía de forma negligente, sin casco, usando su teléfono móvil, sosteniendo con una mano la bicicleta, y además arrojó un resultado positivo en el control de drogas que se le practicó.

Según la Guardia Civil, "el ciclista circulaba por una vía convencional con total desprecio por las normas de circulación". A los agentes además les sorprendió que el condductor del vehículo de dos ruedas sin motor le "lanzó un beso a los agentes al ser adelantado para darle el alto".

El ciclista tras ordenarle que parase en el lugar de los hechos tuvo que pasar todo tipo de pruebas, debido al evidente estado físico en el que encontraron al conductor de la bicicleta. "Dio positivo por presencia de drogas en el organismo tras realizar la prueba", lo que confirmó la sospecha y la observación del estado del ciclista por parte de la patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ya que, previamente, se le había visto circular de forma negligente con el vehículo.

La patrulla se encontraba realizando labores de vigilancia del tráfico en la carretera LU-546, observó cómo este ciclista circulaba dando bandazos entre el arcén y el carril de circulación. Al aproximarse al ciclista para interceptarlo, y evitar un posible siniestro con otro vehículo, comprobaron que no utilizaba el casco de protección, que curiosamente llevaba colgado del pantalón, y además circulaba utilizando manualmente el teléfono móvil para hablar con otra persona.

Tras darle el alto, se le realizó la prueba de drogas que dio positivo en consumo de THC. El test positivo se confirmó, posteriormente, en el laboratorio de referencia habitual a donde se envían las pruebas para realizar el contraste.

LANZÓ UN BESO A LOS AGENTES

Al adelantar los agentes al ciclista y darle la señal de alto reglamentaria, éste les lanzó un beso y se sonrió ante la sorpresa de la presencia de los agentes, que lograron interceptar al ciclista "haciendo desaparecer el riesgo de sufrir un accidente", explica la nota oficial de la benemérita.

 IMPORTANTE SANCIÓN E INVOMILZACIÓN DE LA BICICLETA

Al ciclista, que dio positivo en el test sobre consumo de drogas con presencia THC, se le formuló denuncia ante la Jefatura de Tráfico de Lugo. Ahora se enfrenta, una vez confirmada la presencia en el organismo por el laboratorio de referencia, a una sanción económica de 1.000 euros y otros 200 euros más por utilizar el teléfono móvil de forma manual durante la conducción.

Además de conllevar consecuencias económicas, también se le inmovilizó la bicicleta, una medida de carácter preventivo que se adopta en los supuestos más graves con el fin de garantizar la seguridad vial en las carreteras, como es el caso de la detección de la presencia de drogas y alcohol en un individuo.

La Guardia Civil recuerda que los ciclos y las bicicletas, pese a no requerir permiso de conducción para transitar por una vía pública, también deben cumplir las normas, igual que otros usuarios.

INTENSIFICACIÓN DEL CONTROL DE DROGAS

La Guardia Civil ha aprovechado este caso para llamar la atención sobre el número de conductores que dan positivo en las pruebas de detección de drogas durante la conducción, ya que esta corcunstancia, sorprendentemente, no deja de ganar terreno. "En los últimos años han subido de forma muy llamativa las denuncias por conducción con presencia de estas sustancias en el organismo. El hecho de que entre los denunciados figuren todo tipo de conductores, está siendo motivo de especial preocupación por el riesgo colectivo que genera que un conductor circule con las facultades mermadas por las sustancias estupefacientes", explica la Guardia Civil.

El objetivo de los controles, informan, "no es otro que reducir los fallecidos en accidente de tráfico por positivos en alcohol, drogas o psicofármacos".

Desde el sector de Tráfico de la Guardia Civil en Galicia se "apuesta por erradicar esta conducta de los conductores que se ponen al frente de un vehículo, del tipo que sea, tras haber ingerido algún tipo de sustancia psicoactiva o alcohol", afirman.

Los hechos descritos en esta información tuvieron lugar en Monforte de Lemos (Lugo) a mediodía del 24 de septiembre, pero no se hizo pública la información de este suceso hasta que la Guardia Civil tuvo conocimiento del contenido definitivo del resultado del control de drogas con la confirmación, por parte del laboratorio de referencia, de que el resultado había sido positivo por consumo en THC











flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar