contador web

Una joven, drogada y violada por tres hombres en Tenerife

Por RAFAEL HERNÁNDEZ. 16/05/2018

El Juzgado investiga la denuncia de una isleña de 19 años que asegura que tres hombres la agredieron sexualmente tras ser drogada previamente en una discoteca.

violencia
género
Pamplona
abusos
juzgados
sexual
denuncia
abuso
agresión
violación
sucesos
Manada

Una calle de Puerta de la Cruz, lugar donde ocurrieron los hechos.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Puerto de la Cruz investiga la denuncia de una isleña de 19 años que asegura que tres hombres la agredieron sexualmente tras ser drogada previamente en una discoteca.

La declaración de la joven, una tinerfeña de 19 años, destila dolor e impotencia: «Abusaban de mí en un cuarto oscuro pero yo no podía apartarme ni zafarme», aseguró en una declaración revelada por el diario La Opinión de Tenerife.

Los acontecimientos se remontan al pasado 7 de abril -apenas hace un mes- cuando la víctima salió con un grupo de amigos a una conocida discoteca de Puerto de la Cruz y acabó a la mañana siguiente caminando por las calles de San Cristóbal de La Laguna perdida y desorientada. Sensación de pérdida de memoria, esbozos de recuerdos a modo de flash y una más que dolorosa duda. Más bien una certeza que le costaba asimilar pero que se hacía evidente con el paso de las horas, mientras recuperaba nuevos detalles de lo sucedido. La habían drogado en contra de su voluntad y posteriormente había sido agredida sexualmente por tres hombres, presuntamente tres ciudadanos de origen senegalés que llevaron a la joven a «un cuarto oscuro» a través de «un coche gris».

Empezó a sentirse mareada en la discoteca hasta tal punto de que decidió salir a la calle para que le diera un poco el aire. Posteriormente, lo que recuerda, según la declaración, es la presencia de «tres hombres.... uno manteniendo relaciones sexuales; otro tocándolo... y la mayor de las impotencias para poder evitar esa situación».

La joven fue atendida al día siguiente en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), el cual activó el protocolo habitual ante posibles abusos sexuales y avisó al servicio de emergencias 112. Por su parte, ella denunció luego ante la Policía Nacional de La Laguna que la habían violado y el caso pasó primero al Juzgado de Guardia de La Laguna para después derivarse al Juzgado de Instrucción número 1 de Puerto de la Cruz, pues la presunta agresión ocurrió en la ciudad turística, tal y como ha detallado la chica.

Declaraciones

La juez ha continuado con el curso de la investigación tomando declaración, en calidad de investigado, a un joven senegalés de 31 años, acusado de un delito contra la libertad e indemnidad sexual, además de mantenerse la búsqueda de otros dos senegaleses, uno localizado en Austria. El imputado ha prestado declaración pero no ha sido detenido aún, a la espera de que se den más detalles de los nuevos exámenes médicos que se han practicado a la víctima. Se le acusa, en este caso, de un delito genérico pues faltan pruebas para componer el puzzle de la presunta agresión, según ha informado el gabinete de comunicación del TSJC.

En paralelo, se ha tomado declaración a nueve testigos, tal y como han confirmado la propia Opinión de Tenerife desde fuentes oficiales de la Policía Nacional y del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Al mismo tiempo, la Policía Nacional ha intentado rastrear imágenes de vídeo que pudieran haber sido tomadas dentro y fuera de la discoteca de Puerto de la Cruz esa madrugada pero no hubo éxito. También se está intentando localizar al tercer hombre que pudo haber participado en los hechos.

Por su parte, a titular del Juzgado portuense ha iniciado el proceso para llamar a declarar al sospechoso localizado en Austria. Asimismo, está pendiente de nuevas pruebas médicas para determinar si a la joven le fue suministrada sin su consentimiento alguna droga que anularía su voluntad -como ella ha declarado-, del tipo de la burundanga u otra sustancia que le provocase amnesia, alteración del juicio y pérdida transitoria de la memoria.

Los primeros informes médicos adjuntados a la causa confirman que hubo relaciones sexuales, según confirma el portavoz oficial del Cuerpo Nacional de Policía. Varios agentes se personaron en el HUC cuando el propio centro hospitalario puso en marcha el protocolo.

En este sentido, la joven ha negado en todo momento que mantuviera relaciones sexuales consentidas. Incluso ha recordado que, tal y como consta en su testificación, que no solo la violaron, sino que le darían dinero -unos 20 euros- para que comprarse la píldora anticonceptiva del día después.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar