contador web

ECONOMÍA | DERECHO

Con la Ley en la mano

Por COLUMNA CERO. 10/05/2019

La importancia de contratar servicios de abogados solventes y profesionales.

juicio
servicios
Ley
Abogados

Con la Ley en la mano

El cotidiano fluir de la vida conlleva, por las más diversas razones que puedan imaginarse, el surgimiento de problemas entre los ciudadanos, que desembocarán en pleitos ante los Tribunales, que, con su Sentencia motivada, decidirán cuál de las partes en el litigio tiene la razón y cuál ha de afrontar las consecuencias de haber incumplido la Ley.

Y, muchas veces, la pérdida de un juicio puede producirse por haber contratado un defensor jurídico que no ha sabido estar a la altura de las circunstancias. De ahí, la importancia de contratar los servicios de abogados de solvente profesionalidad y acreditada fiabilidad, como los pertenecientes a este despacho con innumerables casos de exito en procesos judiciales.

Garantías de un buen despacho de abogados

Un despacho de abogados es una modalidad de ejercicio profesional, que se dedica básicamente a ofrecer, a sus clientes, unos servicios jurídicos concretos. También suele denominarse, a esta clase de entidad, firma de abogados, bufete de abogados o estudio jurídico.

Los abogados de un despacho reciben diversos nombres, en función de su grado de experiencia: socios (son los propietarios), asociados (abogados externos que prestan sus servicios, a la firma, solo en casos especiales) y junior (abogados con menor experiencia, que se encuentran orgánicamente subordinados a los socios).

La colegiación en un Colegio de Abogados es obligatoria para ejercer la abogacía en España. Para conseguir la colegiación, es ineludible el cumplimiento de  estos requisitos:

-Ser mayor de edad y tener la nacionalidad española o de cualquier Estado miembro de la Unión Europea o del acuerdo sobre Espacio Económico Europeo de 2 de mayo de 1992, excepto lo dispuesto en tratados o convenios internacionales o dispensa legal.

-Poseer el título de licenciado o graduado en Derecho o los títulos extranjeros homologados.

-No tener antecedentes penales, que inhabiliten para el ejercicio de la abogacía.

-No estar incurso en ninguna causa de incapacidad, incompatibilidad o prohibición para el ejercicio de la abogacía.

-Abonar la cuota de ingreso y el resto de cuotas establecidas por el Colegio de Abogados. La incorporación como ejerciente exigirá, asimismo, el ingreso en la Mutualidad General de la Abogacía, Mutualidad de Previsión Social a prima fija o, en su caso, el Régimen de Seguridad Social que corresponda.

Cabe añadir que solo se considera abogado al colegiado ejerciente.

Experiencia y profesionalidad

El secreto del gran éxito del despacho ABOGA2 se basa, mayoritariamente, en que sus integrantes son auténticos expertos en diferentes áreas de Derecho, como el Derecho Penal.

Derecho Penal

El Derecho Penal es el  ámbito del Derecho que se encarga de regular el ejercicio de la potestad punitiva que tiene encomendada el Estado, es decir, es el conjunto de preceptos jurídicos que determina cuándo una conducta puede ser calificada como “delictiva”, así como de establecer el castigo legal de los delitos que, en cada supuesto, sea correspondiente. Su piedra angular es la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que, en sus sucesivas actualizaciones (la última de ellas se publicó el 2 de marzo del 2019), contiene el articulado básico de imprescindible aplicación para mantener el orden mediante la previsión de las penas y medidas de seguridad para cada delito o estado de peligrosidad criminal.

En este corpus jurídico, aparecen tipificados los diferentes delitos con sus sanciones correspondiente, por ejemplo, los delitos contras las personas, que se encuentran regulados en el Título IXy son aquellos que atentan contra la vida y a la integridad física y moral (protegiendo, así, el derecho fundamental reconocido en el artículo 15 de la Constitución Española). En este tipo de delitos el bien jurídico protegido es la vida humana independiente y la integridad, y encuentra su fundamento en que nadie puede disponer de la vida de los demás.

Dentro de esta categoría figuran, por tanto, los delitos en los que exista un resultado de muerte y aquellos en los que se hayan producido lesiones de cualquier tipo (incluyendo las lesiones al feto). Es muy importante conocer al detalle las diferencias que separan un caso de homicidio de uno de asesinato, pues la diferencia es de entre 5 y 15 años menos de prisión.

Una materia que, entre muchas otras (especialmente, los casos de hombres denunciados al tenor de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género) es especialidad de ABOGA2, que cuenta con una magnífica plantilla de abogados penalistas, expertos tanto en defender a personas acusadas de cometer toda clase de delitos, como expertos en ejercer de acusación particular por cualquier delito. Se trata de una incalculable ventaja para el cliente, pues, al conocer empíricamente sus representantes los dos lados del Tribunal, cuentan a su favor con una indescriptible facilidad para poder intuir con precisión los pasos que va a dar la parte contraria.




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar