contador web

DEPORTES | SERIE A | JORNADA 28

El primer día sin Astori en el Artemio Franchi

Por MIGUEL CAÑAS "COKE". 11/03/2018

El partido que enfrentó a la Fiorentina con el Benevento se convirtió en un continuo homenaje a su ya eterno capitán

  • El partido se paró para homenajear al capitán | Fuente: Fiorentina
    El partido se paró para homenajear al capitán | Fuente: Fiorentina
  • Vítor Hugo dedica su gol a Davide Astori | Fuente: Fiorentina
    Vítor Hugo dedica su gol a Davide Astori | Fuente: Fiorentina
fútbol
Calcio
Fiorentina
SerieA
Benevento
Astori
VitorHugo
Pioli

Tan solo una semana después de la trágica muerte de Davide Astori, el Artemio Franchi, lleno hasta la bandera, vivió su primer partido sin él como capitán. El rival del conjunto entrenado por Pioli fue el modesto Benevento, pero el fútbol se tornó de lo menos importante en un día de recuerdo y honra hacia el futbolista que ya es leyenda en Florencia.

Los equipos saltaron al campo ante miles de gargantas que coreaban al unísono cánticos de apoyo. En las gradas pancartas honrando la memoria del capitán viola se alzaban mientras que en el terreno de juego ambos equipos lucían parches significativos con mensajes hacia Davide. Durante el saludo previo al partido los niños que acompañan a los futbolistas -los de la Fiore llevaban la camiseta de Astori- sostuvieron una pancarta en la que se leía: “Ciao Davide”. Así se llegó al emocionante minuto de silencio.

Tan solo los obturadores de las cámaras interrumpían el absoluto y respetuoso silencio que, durante más de un minuto hasta que el público irrumpió en aplausos, reinó en el Artemio Franchi. Los compungidos rostros de jugadores, cuerpo técnico y aficionados demostraban el dolor por la pérdida del estandarte viola. El árbitro pitó y cientos de globos blancos y morados volaron desde la grada al cielo en un precioso gesto de la afición. Justo después de que el estadio entero se parase, la pelota comenzó a rodar.

La emoción se palpaba a ras de césped en las ganas del equipo capitaneado por Milan Badelj por ganar. Fue en el minuto 13 -dorsal que llevaba Astori y que el club retiró- cuando otro precioso gesto tuvo lugar. Los futbolistas echaron el balón fuera y, junto al árbitro y el resto del estadio, se fundieron en un minuto de aplausos mientras que un tifo con el nombre del capitán se desplegaba en uno de los fondos. Justo al acabar el segundo homenaje, Gio Simeone tuvo el 1-0, pero el destino no quiso que fuese él quien abriera la lata.

El elegido para ello fue Vítor Hugo, central que ocupó el hueco que había dejado el capitán con el dorsal 31. El brasileño subió a rematar un córner al segundo palo, se alzó y efectuó un testarazo picado que no pudo atrapar Puggioni. El central se dirigió a la banda, mostró una camiseta con una imagen de Davide y le dedicó el gol con un saludo militar ante la explosión de júbilo de las gradas. Ese 1-0 fue el resultado con el que se llegó al descanso.

En la segunda mitad el Benevento despertó con las acometidas de Cataldi y Djuricic gracias a que Pioli sacó del campo a Saponara, que había sido el mejor de la primera mitad, y a Milenkovic por lesión y el conjunto viola tardó en carburar. Sportiello evitó el empate en varias ocasiones mientras que el Benevento seguía generando peligro constante ante una Fiorentina encerrada. El sufrimiento de toda una afición durante una semana se reflejó en el terreno de juego. El palo repelió un remate de Coda en el 89 y otro de Badelj en el 94. Con esa tensión final, terminó el partido y la Fiorentina pudo dedicarle una victoria a su amado capitán.

TAMBIÉN EN:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar