domingo, 5 de diciembre de 2021

Las mejores ubicaciones para vivir la emoción de hacer rafting

Soltemos adrenalina y adentrémonos a descender por rápidos saltos y trepidantes caudales en aguas bravas. Conozcamos los mejores lugares en España para hacer rafting.


Las mejores ubicaciones para vivir la emoción de hacer rafting
  • whatsapp
  • linkedin

El rafting, que como todos sabemos consiste básicamente en descender ríos de aguas bravas subidos en una balsa neumática contando con la ayuda de remos y siguiendo el caudal de un río, cuenta en la península ibérica con apasionantes escenarios en entornos de inusitada belleza, ya sea por ejemplo a las faldas de impresionantes cadenas montañosas como los Pirineos o Sierra Nevada o en el interior de parques naturales especialmente protegidos como la Sierra de Gredos o el de Cazorla, entre otros.

¿Y cuáles son estos lugares idóneos? Numerosos y muy variados. Pero para comenzar nada mejor que hacerlo por los Pirineos aragonés y catalán, las cunas del rafting por excelencia.

Los Pirineos, el origen del rafting en España

La bajada por los ríos Ara, Cinca, Esera y Gállego (Huesca), los afluentes bravos del Ebro en la zona pirenaica del Alto Aragón, transcurren por una orografía salpicada de paisajes de montaña de abruptos recorridos y abundante caudal con descensos que superan los 10 kilómetros de trepidante recorrido.

En el Noguera Pallaresa (Lleida) –origen del rafting en nuestro país y considerado además como uno de los mejores ríos del continente para su práctica– hallamos 14 kilómetros de rápidos desde los que se pueden contemplar deslumbrantes panorámicas a los pies de los Pirineos, así como por pequeños y quebrados riachuelos que transitan por la vecina comarca leridana del Valle de Arán.

Mientras que en el canal de las aguas bravas del Parque Olímpico del Segre (en la Seo D’Urgell, Lleida) encontraremos un entorno con caudal de agua regulado y, por tanto, más idóneo para todos los públicos.

El Miño y el Ebro, otros escenarios

No exento de emociones, importantes ríos como el Miño o el Ebro también ofrecen posibilidades para disfrutar de tan apasionante deporte acuático de aventura. En el primero de ellos, en el tramo de la presa de Frieira (Ourense) hasta Barcela (Pontevedra), se entremezclan áreas de diversa dificultad. Y de igual manera, desde la localidad pontevedresa de Arbo transita un rápido que desciende por una ribera diseminada de sauces y eucaliptos.

En el Ebro, junto al embalse de Reinosa, en una zona determinada entre las localidades de Orbaneja del Castillo y Frías (Burgos) se abre la posibilidad de vivir emociones bajando por aguas bravas. Mientras que en León en los ríos Proma y Esla se ubican diferentes tramos y niveles en saltos y rápidos.

Centro y sur de la península

En el centro de la península también se halla un emplazamiento propicio como el ubicado en el río Tormes, cercano a la localidad abulense de El Barco de Ávila en el entorno del Parque Natural de la Sierra de Gredos, considerado como el mejor de aguas bravas en la zona centro y el más próximo a la capital de España. Y hacia el este será en las Hoces del Cabriel (entre las provincias de Cuenca y Valencia) donde nos podemos aventurar en descensos y torrentes trepidantes.

En Andalucía, el río Guadalquivir en el Parque Natural de las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, en un tramo de aproximadamente 10 kilómetros ubicado en la provincia de Jaén entre el puente de Agustines y Puente Ortega; así como en el Genil, en una zona entre las localidades cordobesas de Benamejí y Palenciana; o en el de Guadalfeo (Granada), en las faldas de Sierra Nevada que aprovecha los torrentes de su deshielo, son los tres lugares de privilegio para la práctica del rafting en el sur de España.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar