'Los impresionistas y la fotografía' en el Museo Thyssen-Bornemisza

Por JUAN JOSÉ IGLESIAS ABAD. 14/10/2019

El Thyssen inaugura hoy una exposición sobre la relación entre el impresionismo y la fotografía que durará hasta el 26 de enero de 2020.

Madrid
fotografía
Museo
pintura
arte
exposición
Thyssen
Manet
Degas
Impresionismo

Bailarina basculando (Bailarina Verde) 1877-1899. Edgar Degas. Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid

Fue en 1839 cuando Daguerre presentó en sociedad el daguerrotipo. El nacimiento de la fotografía puso en guardia a los pintores, algunos de los cuales se aficionaron al nuevo arte, mientras otros lo abominaron. En cualquier caso, las consiguientes técnicas de impresión fotográfica y el arte pictórico tuvieron una relación muy estrecha. El ojo artificial del nuevo instrumento manipulado por Le Gray, Cuvelier, Nadar o Disderi, estimuló en impresionistas como Manet o Degas una nueva forma de observar el mundo y reflejarlo en sus obras.

La fotografía sirvió al impresionismo no solo como fuente iconográfica, sino también como inspiración técnica, tanto en la observación científica de la luz como en la representación de un espacio asimétrico y truncado en su propia exploración de la espontaneidad y la ambigüedad visual. Del mismo modo, por influencia de las características del impresionismo, algunos fotógrafos comenzaron a preocuparse por la materialidad de sus imágenes y buscaron fórmulas para realizar fotografías menos precisas y con un efecto más pictórico.

La fotografía representa en la actualidad un papel primordial en el panorama del arte contemporáneo haciendo resurgir el interés de la historiografía artística por el impacto que su invención provocó en las artes plásticas. La exposición Los impresionistas y la fotografía se suma a esta línea historiográfica, planteando una reflexión crítica sobre las afinidades e influencias mutuas entre pintura y fotografía, sin olvidar la fructífera polémica entre críticos y artistas que su aparición desencadenó en Francia durante la segunda mitad del siglo XXI.

La muestra, comisariada por Paloma Alarcón, se compone de nueve capítulos temáticos: El bosque, Figuras en el paisaje, El agua, En el campo, Los monumentos, La ciudad, El retrato, El cuerpo y El archivo. Ahí confluyen los intereses de pintores y fotógrafos.











Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar