contador web

CULTURA | NOCHES DEL BOTÁNICO DE MADRID

Simple Minds: Vivitos y coleando

Por ISABEL ANDRADES. 04/07/2018

La banda escocesa llegó y triunfó en las Noches del Botánico de Madrid con una simbiosis adecuada de temas clásicos y nuevos.

SimpleMinds

La banda escocesa Simple Minds celebró su 40 aniversario en Madrid.

Simple Minds celebró su 40 aniversario en el Botánico de Madrid dejando patente que no son una reliquia de los 80, y que todavía tienen mucho, y bueno, que ofrecer.

La banda escocesa se presentó puntual ante 3.000 personas y no tuvo que esforzarse mucho en conquistar sus corazones. Ante un aforo prácticamente completo y entregado, los de Glasgow tuvieron la aprobación inmediata de un público en sus cuarenta y cincuenta años que acogió con euforia The signal and the noise, el primer tema que interpretaron.

Simple Minds hizo gala de un repertorio en el que intercaló temas clásicos y de su nuevo álbum Walk Between Worlds, que se siente intenta preservar el espíritu de los tiempos en el que la banda liderada por Jim Kerr llenaba estadios. Las canciones del septeto son "jodidamente buenas", tal y como anunció Kerr durante el evento.

Walk Between Worlds está considerdo el mejor trabajo de Simple Minds en los últimos 30 años.

Se dice de Walk Between Worlds que es el mejor trabajo de Simple Minds de los últimos 30 años, y las Noches del Botánico así lo recibieron. A pesar del visible esfuerzo físico, y es que 59 años no pasan en vano, Jim defendió el escenario con ganas y fue muy cercano al público, preguntándole en varias ocasiones "Everything OK?"  (¿todo bien?).

Simple Minds dio muestra evidente de su poderío, y de su querer hacer, estar y perdurar. Al grito de "eres el puto amo" sus fans degustaron un menú musical que incluyó temas como Summer (estreno), Mandala Bay, Once upon a time y All the things she said. Los teclados y los bajos retumbaron en la noche madrileña, y Jim Kerr dejó patente que el que tuvo, retuvo.

En el punto álgido del concierto, el vocalista desapareció de escena y cedió micrófono a sus compañeras de alineación, que tiñeron la noche madrileña de soul. Con el aliento, voz y vestuario renovado, Kerr, que visiblemente disfrutaba de la energía y entrega de la capital, reapareció para entregar todo su vigor. Un par de canciones más tarde, puntuales como al comienzo, se despidieron del público dejando ganas de mucho más.

Pero como era deseado y de esperar, cuando parecía que ya todo se acababa y el público solo tenía una pregunta en la cabeza (¿Y Alive and kicking?), los Simple Minds regresaron a las tablas. Como si los de Glasgow pudieran leer los deseos de su público y quisieran dar un mensaje alto y claro, llenaron las Noches del Botánico con el tema Vivo y coleando, seguido de un Sanctify yourself que, en un acto de mágia estival, inundaron alma y mirada de los asistentes con el espíritu de los 80, y supusieron el colofón perfecto para la presentación en Madrid de su nuevo álbum.




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar