contador web

CIENCIA | HOGAR

Apuesta por la iluminación LED en cada rincón de tu hogar

Por COLUMNA CERO. 20/09/2017

Las bombillas LED poseen innumerables ventajas como su versatilidad, durabilidad o formato. Te contamos cuál elegir en cada situación.

  • La iluminación LED tiene grandes ventajas como el consumo o que no queman.
    La iluminación LED tiene grandes ventajas como el consumo o que no queman.
  • Foco con gran cantidad de LEDs.
    Foco con gran cantidad de LEDs.
  • Tiras LED.
    Tiras LED.
luz
color
potencia
ventajas
LED
iluminación
bombillas
tono

La luz en nuestras vidas es importante, incluso para nuestra salud. Necesitamos luz para vivir y, por ello, siempre ha sido fuente de positividad, algo bueno e incluso divino. La luz contrarresta la oscuridad, el peligro, lo malo. Cada vez más hogares aprovechan más la luz diurna pero, por la noche, se hace imprescindible tener buenas fuentes de luz en casa.

Puede que en tu hogar aún tengas diferentes tipos de iluminación. Fluorescentes, de bajo consumo y LED. Sin embargo, son estas últimas las que están ganando la batalla a las demás por sus grandes ventajas. Eso si, al escoger, debemos tener en cuenta diferentes factores para que en cada momento y lugar tengamos la iluminación deseada. La amplia variedad en cuanto a consumo, eficiencia, duración y apariencia hace importante que elegir el LED correcto no sea, a priori, una tarea sencilla. A continuación, analizamos las diferentes variables a tener en cuenta para que tu iluminación gane muchos puntos.

Consumo energético

Puede que, cuando vayas a comprar una bombilla, te fijes en que el diseño encaja bien en el soporte que tienes. Sin embargo, hay muchas otras características, como el consumo de esa bombilla, que te interesan saber. Para analizar y elegir la mejor opción, debes acudir a la ficha de especificaciones que suele venir en la parte trasera.

En esa ficha, debes tener datos como la potencia, que se mide en vatios y que indica lo que consume la bombilla. Cuanto menor sea, menos consumirá la bombilla aunque no por eso debe iluminar menos. Para eso, debemos fijarnos en el “factor de potencia”, que es clave. Básicamente es la cantidad de energía que la bombilla transforma en luz. Se mide de 0 a 1 y, cuanto mayor sea este valor, mejor. Por ejemplo, una bombilla con un factor de potencia de 0.8 significa que el 80 por ciento de la energía se convierte en luz. Recomendamos elegir bombillas que tengan un factor de potencia de 0.7 en adelante.

Además, al igual que en los electrodomésticos, también es importante saber que las bombillas LED se clasifican según su eficiencia energética.

Duración

En la ficha de la bombilla, el fabricante debe indicar aspectos de su durabilidad como, por ejemplo, la vida útil. Eso nos indica el número de horas aproximado que el LED funcionará correctamente. Sin embargo, este no es el único factor a tener en cuenta. Los ciclos de encendido también son importantes, sobre todo si somos de aquellos que encienden y apagan las luces muchas veces a lo largo del día. Cuantos más ciclos soporte la bombilla, mejor.

Hay otra cifra que debemos tener en cuenta en relación con la duración de nuestra bombilla LED: el factor de mantenimiento. Se trata del porcentaje de flujo de luz que el fabricante asegura cuando hayan transcurrido las horas de vida útil en las condiciones establecidas. Esta cifra también va de 0 a 1 y se considera buena a partir de 0.7.

Apariencia

En este apartado, no nos vamos a centrar en el aspecto exterior de la bombilla sino en la apariencia de la luz que emana. Debemos tener en cuenta tres factores. El primero es la temperatura de color, que se mide en grados Kelvin. Cuanto más alta es, la luz es más azul y fría. Cuanto más baja, será más calidad y amarilla. La temperatura de color nos dará un tono de luz u otro.

El segundo factor a tener en cuenta es el índice de rendimiento cromático. Este dato se relaciona con la calidad de la luz en comparación con la luz natural. Está indicado con una cifra que va del 0 al 100. Cuanto más alta, mejor.

Por último, tenemos el tercer factor en cuanto a la apariencia de la luz: el ángulo. Podemos buscar bombillas con poco ángulo para iluminar solamente una parte concreta u objeto o apostar por aquellas que tienen un ángulo mayor y que riegan una zona más amplia. Ésta es una característica relacionada directamente con la potencia por lo que, cuanto más ángulo, la luz se dispersará más y necesitarás más potencia para iluminar de forma correcta.

En cualquier caso, las bombillas LED ofrecen innumerables ventajas como son el bajo consumo respecto a sus competidores, su gran durabilidad, que son más respetuosas con el medio ambiente ya que no tienen mercurio ni tungsteno y que no queman. Además, puedes encontrar una gran variedad de ellas en grandes almacenes como Bricomart a unos precios realmente competitivos.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar