7 datos que debes saber del conflicto entre el gobierno y los estibadores

Por PATRICIA MALAGÓN ARROYO. 16/03/2017

El congreso ha votado en contra del Real Decreto para liberalizar el sector de la estiba, en contra de lo que Bruselas exige a España.

Europa
España
estiba
decreto
liberalizacion

Industria portuaria

Por segunda vez en democracia el congreso de los diputados ha votado en contra de un Real Decreto Ley. Esta vez ha sido para derogar la reforma en el sector de la estiba que la Unión Europea exige a nuestro país. Tras este rechazo, España se enfrenta a millonarias multas por ir en contra de Bruselas. Estos son los siete puntos más importantes que resumen el conflicto.

1.- La estiba, el único sector no liberalizado

No existe libertad de contratación en este sector, es el único en el que esto sucede en todo el país. Las empresas que trabajan en los puertos españoles solo pueden contratar a trabajadores que formen parte de Sociedades Anónimas de Gestión de trabajadores Portuarios (Sagep). Además, las empresas están obligadas a aportar capital a estas Sagep. En total, las Sagep las conforman 6.156 trabajadores, que funcionan como un monopolio blindado a la competencia.

2.- Privilegios laborales

En el sector de la estiba, existe un alto porcentaje de “enchufismo” ya que es frecuente encontrar trabajadores que son hijos y nietos de otros estibadores y no existe transparencia en las contrataciones entre Sagep y trabajadores. Además, son contratos en bloques de 6 horas en 6 horas, generando el pago por horas no trabajadas. Ante este blindaje, los sueldos superan en muchas ocasiones los 100.000 euros al año, un coste muy por encima del precio de mercado.

3.- Un sector clave

La estiba es un sector determinante ya que son los que cargan y descargan las mercancías en los puertos nacionales. Por tanto, cuando ellos paralizan su actividad se paraliza el comercio. Esto se traduce en que, este sector mueve 200.000 millones de euros al año, un 20% del PIB. Por tanto, es fundamental que funcione correctamente.

4.- La reforma del Gobierno

El Gobierno en el Real Decreto ley propone la libertad de contratación por parte de las empresas y la supresión de obligatoriedad de que las empresas tengan que aportar capital a las Sagep. Por su parte, la Sagep pasarían a funcionar como una especie de ETT y coexistir con otros centros de empleo.

5.- Exigencias de los trabajadores

Los trabajadores se niegan a apoyar esta reforma porque creen que esto supondrá un ERE y piden garantías para mantener los empleos actuales y los derechos. Los estibadores ven peligrar sus puestos de trabajo porque al existir competencia los sueldos disminuirán, ya que actualmente un salario medio de estibador es de 65.000 euros al año.

6.- Multas de la Unión Europea

El Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea decretó el 11 de diciembre de 2014 que el mercado de la estiba debía ser liberalizado. Por tanto, España tenía que modificar la legislación portuaria para que las empresas puedan contratar libremente a sus trabajadores. Al ser rechazado, España se enfrenta a una multa de 23 millones de euros acumulados más 134.000 euros diarios hasta que no se liberalice el sector.

7.- Cesiones del Gobierno

El Gobierno anunció que haría todo lo posible para asegurar el 100% de los puestos de trabajo actuales. De hecho, De la Serna afirmó que: “Las Sagep se subrogarán, como nuevas empleadoras, en la titularidad de la relación laboral, así como los derechos y obligaciones que se determinen en la negociación colectiva que las Sagep con respecto a los estibadores portuarios vinculados a las mismas”. Además, se ofreció prejubilaciones a los 50 años en lugar de a los 55 y el mantenimiento del 70% del salario cuando el trabajador se jubile.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar